20
Feb
20 de febrero de 2019

Faúndez: “La caza es una herramienta eficaz para equilibrar fauna y ecosistemas”

En una moción en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación
· Javier Faúndez denuncia que la falta de control de poblaciones de conejos en los alrededores de las autovías y las vías férreas provoca la pérdida de cultivos

· Critica al PSOE que haya caído en manos del conservadurismo a ultranza, “un extremismo que protege la fauna por encima de las personas que viven en el medio rural”

19, febrero, 2019.- El senador del PP por Zamora, Javier Faúndez Domínguez,ha puesto en valor la caza como herramienta de control cinegético. Así lo ha señalado en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación, en donde, gracias a una enmienda transaccional, apoyada por el Grupo Parlamentario Popular, se ha llegado a un acuerdo. La moción ha contado con el voto en contra de Podemos y Compromís.

La moción reclama, en primer lugar, potenciar la caza para controlar las especies cinegéticas para reducir los daños a los agricultores y ganaderos: y, en segundo lugar, asegurar y compensar con ayudas públicas las pérdidas económicas producidas en estos casos. Además, la iniciativa pide al Gobierno que se resuelvan los problemas derivados en las zonas de seguridad en las vías férreas y autovías por los daños producidos por los conejos.

Faúndez ha arrancado su intervención dejando claro que para el PP “la caza es una herramienta eficaz para preservar el equilibrio entre fauna y ecosistemas”. Una opinión, que según el senador, no sólo es compartida por el PP, sino por la inmensa mayoría de los expertos que también piensan que la caza es la mejor herramienta para controlar a las especies cinegéticas que tanto daño están produciendo al sector primario, a los agricultores y a los ganaderos de nuestro país.

Por ello, el senador popular ha pedido crear un frente común para utilizar la caza como herramienta, una legislación flexible, dinámica y operativa que pueda hacer efectivo el control de las especies en tiempo y en lugar para minimizar los daños a los cultivos y cuando esto se haga se procederá a indemnizar.

“En definitiva, el agricultor y el ganadero no quieren que los indemnicen, quieren ver cómo sus cosechas salen adelante, pero se frustra cuando el descontrol de estas poblaciones pone en riesgo su forma de vida y la forma de vida de sus familias”, ha dicho

En este sentido, ha puesto de manifiesto el problema que le trasladan continuamente los agricultores que sufren cada día los daños producidos por conejos, jabalíes, corzos, ciervos, que hacen inviable la práctica de la agricultura y la forma de vida de muchas personas en el medio rural. “Yo soy de Zamora y conozco territorios de mi provincia donde los agricultores ya han tirado la toalla, porque están sembrando para alimentar a las especies cinegéticas”, ha lamentado.

Asimismo, Faúndez ha explicado que en el año 2017 hubo 26.000 millones de euros de pérdidas producidas por la fauna a los agricultores y ganaderos. “Los productos -ha continuado- que se come la fauna salvaje no generan valor añadido, no generan puestos de trabajo, no generan impuestos con los que poder sufragar nuestra educación o nuestra sanidad y esos alimentos tampoco llegan a las mesas de los consumidores”.

A su parecer estas pérdidas provocan el abandono de muchas zonas agrícolas porque al agricultor no le resulta rentable el trabajo. En este punto, se ha dirigido a la bancada socialista para recriminarles que “han caído en manos del conservadurismo a ultranza, un extremismo que protege la fauna por encima de las personas que viven en el medio rural”.

DESCONTROL DE POBLACIONES DE CONEJOS

Por otro lado, Javier Faúndez ha explicado que, a lo largo de todo el territorio, en las zonas que dependen de ADIF y el Ministerio de Fomento se producen daños por tratarse de zonas de seguridad donde al no poder practicar la caza se convierten en un auténtico paraíso para el crecimiento de las poblaciones de conejos.

Además, Javier Faúndez ha exigido al Gobierno que en los nuevos contratos que firmen a partir del año que viene, se incluya el control de las poblaciones de conejos.

Por último, ha pedido al Partido Socialista que “no engañe más a los agricultores ni a los ganaderos de España porque han traído una moción llena de buenismo, pero sin ningún coste económico”.