28
Feb
28 de febrero de 2013

Maite Martín Pozo defiende una PNL por la que el Partido Popular insta al Gobierno a facilitar el acceso de las personas ciegas a los prospectos de los medicamentos

 

  • La portavoz adjunta de Servicios Sociales del GPP en el Congreso recuerda que las pautas que se aplican a la población en general no sirven para las personas con determinadas discapacidades
  • Afirma que braille y nuevas tecnologías se complementan perfectamente y dan la posibilidad a personas ciegas a utilizar medios informáticos

El Congreso de los Diputados ha aprobado una Proposición no de Ley del Grupo Popular relativa al acceso de las personas con discapacidad visual a la información sobre alimentos.

En este sentido, la portavoz adjunta de Servicios Sociales del GPP, María Teresa Martín Pozo, ha afirmado que con esta iniciativa se insta al Gobierno a impulsar medidas, en colaboración con las asociaciones más representativas relacionadas con la discapacidad visual, en especial con la ONCE, con las que facilitar el acceso de las personas con discapacidad visual a la información contenida en los prospectos de los medicamentos a través de una optimización de los recursos, así como a contemplar que la fecha de caducidad de los medicamentos aparezca siempre indicada en braille.

En su intervención en la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad, Martín Pozo aseguró también que esta iniciativa “pone de manifiesto, una vez más, el compromiso del Partido Popular con los colectivos más vulnerables, como es el caso de las personas con capacidades diferentes y con su normalización”.

“Tenemos que ofrecer respuestas a las personas con discapacidad en los relativo a la accesibilidad a bienes y servicios para que puedan ser disfrutados en condiciones de igualdad por todos y dar así contenido a los derechos fundamentales garantizados en nuestra Carta Magna”, subrayó.

Así, la diputada por la provincia de Zamora explicó que la razón de ser de la iniciativa es la necesidad de que los prospectos de los medicamentos se ofrezcan en formatos accesibles, puesto que las pautas que se aplican a la población en general no sirven para las personas con determinadas discapacidades.

BRAILLE Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

La diputada del PP también aseguró que su grupo parlamentario es conocedor de los avances conseguidos y de que braille y nuevas tecnologías se complementan perfectamente y dan la posibilidad a personas ciegas a utilizar medios informáticos.

En este sentido, señaló que el binomio braille y nuevas tecnologías “es la posible solución para que estas personas puedan acceder por sí mismas a la información completa sobre los medicamentos, reforzando así su autonomía personal”.

Para la portavoz adjunta de Servicios Sociales del GPP, la solución “deberá venir de la mano de la colaboración entre las asociaciones representativas relacionadas con la discapacidad visual y la Agencia Española de Medicamentos, que es la responsable de garantizar a la sociedad, desde su perspectiva de servicio público, la correcta información de los medicamentos en interés de la protección y promoción de la salud de las personas”.

Asimismo, destacó que se está trabajando con la Fundación ONCE y otras entidades en el desarrollo de una tecnología que permita el acceso a esta información a través de dispositivos móviles mediante la lectura de códigos de diferentes tipos.